Skip to Content

Recomendaciones Nutricionales

Alteraciones hepáticas

AlteracionesEl hígado es el principal laboratorio del organismo. Este órgano vital, desempeña un papel fundamental en la digestión, metabolismo y almacenamiento de nutrientes ya que participa prácticamente en todos los procesos metabólicos que tienen lugar en nuestro organismo. Con un peso de 1400 gramos, el hígado es el encargado de recibir y detoxificar toda la sangre procedente del intestino y del páncreas, por lo que se podría decir que el hígado está continuamente expuesto a todos aquellos agentes externos que ingresan en nuestro cuerpo a través de la alimentación. Una vez filtrada la sangre, esta retorna al corazón a través de un sistema venoso para ser enviada posteriormente a los pulmones y finalmente al resto del organismo.

Dada la diversidad de sus funciones, una afección en el hígado puede tener una repercusión a todos los niveles. El término "enfermedad hepática" se aplica a cualquier enfermedad o trastorno que haga que el hígado funcione mal o no funcione y la evaluación de estas resulta especialmente compleja.

Las transaminasas han llegado a ser los indicadores más usados en el diagnóstico de alteraciones hepáticas por ser abundantes en el hígado sano y por ser bastante sensibles al daño hepático. Niveles marcadamente elevados (hasta 100 veces superior) se asocian normalmente a hepatitis agudas, ya sea de tipo vírico, por reacciones farmacológicas o tóxicas y hepatitis isquémica. En las hepatitis crónicas, como la cirrosis, los valores se incrementan moderadamente (10 veces superior). Más información

  • 5 Consejos para tratar la Enfermedad hepática Enlace
  • Preguntas Frecuentes Enlace
  • Alimentos Aconsejados Enlace
  • Menú Semanal Enlace
  • Recetas Saludables Enlace