Skip to Content

Recomendaciones Nutricionales

Diabetes

AlteracionesLa dieta es un elemento clave en la prevención de la diabetes tipo 2 e indispensable en el tratamiento de la diabetes y sus complicaciones. La alimentación en la diabetes se basa en una dieta equilibrada y mediterránea, para obtener un peso óptimo y para que el cuerpo funcione correctamente y conseguir un buen estado de salud.

  • ¿Qué es la diabetes? Enlace
    5 consejos para el paciente diabético
  • Respuesta a las preguntas mas frecuentes Enlace
  • Alimentos Aconsejados Enlace
    En este apartado se presentan una serie de alimentos indicados para alcanzar los objetivos generales del tratamiento diabético.
  • Listado de alimentos según su IG Enlace
    El índice glucémico (IG) se utiliza para valorar cómo afectan los alimentos que contienen hidratos de carbono en la sangre, es decir, cual es el nivel de glucosa en sangre al ingerir un determinado alimento.
  • Menú Semanal Enlace
  • Recetas Saludables Enlace
  • Dossier Enlace
  • Póster Farmacia Enlace

La diabetes mellitus (DM) engloba un grupo heterogéneo de trastornos metabólicos caracterizados por una hiperglucemia resultante de la deficiencia absoluta o relativa de insulina debido a alteraciones en su síntesis, secreción o acción en los tejidos insulinodependientes (OMS, 1999)1.

La diabetes mellitus es uno de los principales problemas sanitarios del mundo actual, con 246 millones de personas afectadas en todo el mundo, es una de las patologías crónicas más prevalente en las sociedades occidentales, alcanzando en España, según los últimos datos publicados en el estudio Di@betes3, una prevalencia del 13,8%, de los cuales casi la mitad desconocían la presencia de la enfermedad. Se encontró, además, que la prevalencia de la diabetes y alteraciones en la regulación de la glucosa aumentan de manera significativa con la edad, siendo mayor en hombres que en mujeres.

La mayoría de los pacientes diabéticos son diabéticos tipo 2 (90%) La diabetes mellitus tipo 2 se ha convertido en una epidemia para el mundo occidental, siendo una enfermedad con elevada morbilidad y una importante causa de mortalidad prematura debido a las complicaciones. La hiperglucemia crónica se acompaña de modificaciones en el metabolismo de carbohidratos, lípidos y proteínas que pueden provocar complicaciones agudas, y a largo plazo está asociada a lesiones, disfunción y fallo de varios órganos, especialmente de los ojos, riñones, nervios, corazón y grandes vasos (ADA, 2011)2.

En cuanto a la sintomatología de la enfermedad, uno de los primeros síntomas que detecta el paciente es la poliuria (aumento en la frecuencia y cantidad de orina), el cual cuando se acompaña de polidipsia (aumento de la sed), polifagia (exceso de apetito, más característico de la DM1) y cambio de peso (aumento (DM2) o perdida (DM1)) sugiere la presencia de la enfermedad. Otros signos y/o síntomas que pueden presentarse son: prurito, boca seca, alteraciones en la visión, fatiga. En las mujeres con DM2 es también frecuente la susceptibilidad a las infecciones urinarias. Con frecuencia, los síntomas no son graves o pueden estar ausentes y, en consecuencia, la hiperglucemia puede provocar cambios funcionales y patológicos durante largo tiempo antes del diagnóstico, por lo que su detección precoz permite reducir el riesgo de diabetes o retrasar su inicio.